C/Muntaner 200, 3º 5ª - 08036 Barcelona info@casadecredito.es +34 93 100 23 42

Consejos para sobrevivir a la Navidad

Consejos para sobrevivir a la Navidad

La Navidad es un fondo sin pozo. Diciembre es un mes apoteósico en el que consumimos a un ritmo frenético hasta que la tarjeta de crédito echa humo. Comidas y cenas familiares y de empresa, regalos, lotería, cotillones, viajes… nada parece frenar el gasto. Una larga lista de gastos extra acompañan la época navideña descuadrando el presupuesto familiar y resintiendo la economía doméstica. De hecho, según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), cada familia se gastará 1.037€ de media durante estas fiestas. A pesar del gran gasto, existen formas de que la factura navideña se reduzca. Dado que no existen fórmulas mágicas para ahorrar en estas fechas, os sugerimos algunos consejos para sobrevivir a la Navidad sosegadamente.

Obtener información

Internet es nuestro mejor aliado. Antes de realizar las compras navideñas es importante informarse  sobre los productos, tiendas y servicios que nos interesan para comparar precios, opiniones… y conseguir las mejores ofertas del mercado.

Ser previsivos

Si prevemos los gastos navideños con anticipación podemos conseguir un ahorro significativo.

Las compras a última hora suelen salir caras, ya que en muchas tiendas los productos se encarecen cuando se acercan las fechas clave. Además, las aglomeraciones de gente y las prisas pueden llevarnos a elegir mal el regalo (sin valorar su calidad-precio) o no encontrar unidades del producto que buscamos. Básate en todo momento en el bueno, bonito y barato.

Asimismo, transmitir qué queremos o necesitamos (más, o menos sutilmente) puede facilitar la labor de las compras navideñas a algún familiar, amigo, pareja… y les tranquilizará saber que lo que regalarán será útil y gustará.

Definir un presupuesto

El espíritu navideño consigue desatarnos. No dejemos que se apodere de nosotros y nos lleve a gastar sin freno, ¡tomémoslo con tranquilidad!

Lo primero es organizarse. Delimitemos un presupuesto para no excedernos y, pasadas las fiestas, echarnos las manos a la cabeza. En este presupuesto tengamos en cuenta regalos, comidas y cenas, viajes… Así, nos será más fácil hacernos una idea de lo que nos podemos permitir. Como suele decirse, es mejor prevenir que curar. Seguir las indicaciones anteriores nos ayudará a ser firmes con el presupuesto.

Seleccionar a quién regalar

Antes de ponernos manos a la obra, es aconsejable hacer una lista con las personas a quienes queremos regalar y el regalo que queremos hacerles junto con el presupuesto destinado a cada uno. Organizar previamente la jornada de compras y racionalizar el gasto marcará la diferencia.

Recurrir a Internet

Muchas de las mejores ofertas y mayores descuentos las encontramos por internet, por lo que navegar por la red en busca de los obsequios navideños puede abaratarnos los costes, darnos ideas y quitarnos trabajo, además de evitarnos los desplazamientos.

Aunque comprar por internet nos ofrece muchas ventajas, debemos tener en cuenta los tiempos de envío. No queremos que llegue la fecha señalada y no haber recibido el producto… ¡Sería una catástrofe!

Control de los gastos

Para no exceder el presupuesto definido deberemos llevar un control de los gastos extras que vamos realizando. Disponemos de diversos sistemas para llevar a cabo esta labor:

Apps: Hay aplicaciones móviles que nos permiten organizar los gastos de manera sencilla y ordenada.

Hoja de Excel: Realizar una tabla de Excel nos ayuda a clasificar y ordenar los gastos, haciéndonos más fácil su control.

Cuaderno manual: Los más tradicionales, pueden organizar sus gastos personales en un cuaderno de notas.

Pagar en efectivo

Si en lugar de salir de compras con la tarjeta de crédito disponemos del dinero en efectivo para hacer los pagos, evitaremos la tentación de gastar más de lo debido. Además, como ya sabremos anticipadamente lo que queremos comprar y qué nos va a costar, no tendremos que sacar más de lo necesario.

Regalos “handmade”

En caso de disponer de un presupuesto ajustado o querer elaborar algo más especial, original y personalizado, pueden hacerse regalos artesanales.

Si rastreamos un poco por internet encontraremos muchos blogs con ideas y consejos para hacer todo tipo de detalles y regalos navideños de forma manual.

Filosofía “Do It Yourself”

Ligado al punto anterior, adopta esta filosofía y ¡hazlo tú mismo! Tanto los regalos, como comentábamos anteriormente, como la decoración de la casa (árbol, belén, guirnaldas…), gracias a internet no nos faltarán ideas para inspirarnos. Si además utilizamos materiales reciclados el gasto será mínimo y pasaremos un buen rato. Podremos presumir de lucir una decoración única y sentirnos orgullosos del resultado final conseguido.

Productos de segunda mano

Aunque a muchas personas no les gusta comprar productos de segunda mano, siempre será una buena opción en caso de no poder permitirnos el mismo producto nuevo o no encontrarlo. Comprar productos electrónicos de segunda mano puede ser una buena alternativa.

Actualmente existen muchos establecimientos de venta de productos de segunda mano o seminuevos, así como aplicaciones móviles que facilitan esta transacción o trueque.

El amigo invisible

El amigo invisible es un gran aliado para los regalos navideños en las grandes familias o grupos de amigos con presupuestos reducidos. Los padres, los abuelos, los hermanos, los cuñados, los primos… ¡demasiado trabajo y dinero! Asimismo, este juego consigue generar mucha emoción y curiosidad alrededor del regalo, ya que se hacen de manera anónima. Es una económica manera de pasarlo bien en grupo.

Organizar comidas y cenas de “traje”

Hacer comidas o cenas en casa es tan divertido como trabajoso y costoso. En las cenas de “traje” cada uno aporta algo. Se confirma si se traerá bebida, plato, postre... para no coincidir y ¡a disfrutar en compañía! Además, la comida pasará a ser un tema de conversación recurrente, por lo que no faltarán temas de conversación.

Si puedes, espera a las rebajas

Si se necesita algo pero no con urgencia, optar por esperar a rebajas puedes ser la mejor alternativa. Así, puedes duplicar las compras por el mismo precio o comprar lo mismo que se había planteado reduciendo el gasto. Aunque cuidado con las “ofertas gancho” de productos muy baratos, ya que en muchas ocasiones pueden llevar a gastar más en otros artículos.

sobrevivir a la Navidad

sobrevivir a la Navidad

Con un poco de creatividad y planificación conseguiremos que este año la Navidad sea inolvidable.

Desde Casa de Crédito esperamos que los consejos os sean de utilidad, y os deseamos unas ¡buenas compras y felices fiestas!