C/Muntaner 200, 3º 5ª - 08036 Barcelona info@casadecredito.es +34 93 100 23 42

¿Tienes dudas sobre ASNEF y RAI?

¿Tienes dudas sobre ASNEF y RAI?

¿Tienes dudas sobre ASNEF y RAI? Es frecuente estar incluido en tales registros y que nos surjan muchas dudas al respecto, como a qué se dedican, cómo funcionan o cómo salir de ellos.

ASNEF es el acrónimo de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, que gestiona una base de datos que recoge los impagos que ha podido incurrir un particular o una empresa. Esta asociación empresarial española agrupa entidades de todo tipo consideradas establecimientos financieros de crédito. Su base de datos está gestionada por Equifax Iberica S.L. donde, como comentábamos anteriormente, se incluyen a todas aquellas personas físicas o jurídicas que tienen un impago en vigor.

La finalidad de dicho fichero de solvencia es gestionar e incluir la identidad de la persona o empresa morosa, así como la cuantía de la/s deuda/s.

Para poder registrar un impago en el fichero de morosos de ASNEF, bancos, financieras de consumo, aseguradoras de todo tipo, empresas de telecomunicaciones, empresas proveedoras de servicios de electricidad y gas… deben ser miembros de la asociación. Las empresas suscritas tienen acceso al listado con el objetivo de no otorgarle al deudor el servicio que ellas prestan (como no tener acceso a la contratación de una nueva línea de teléfono, portarse a otra compañía de telefonía, denegar el acceso a productos financieros tales como hipotecas, préstamos personales, préstamos al consumo, etc.) mientras no se salde la deuda correspondiente y salga de la base de datos.

La principal consecuencia de acabar en ASNEF es que se nos cerrarán automáticamente las puertas al circuito oficial del crédito. Sufriremos la negativa o desaprobación en algunos casos como, por ejemplo, al solicitar un préstamo al banco. Si estamos incluidos en este tipo de ficheros, dudará de nuestra solvencia y, probablemente, no nos concedan el préstamo. El desacuerdo con el emisor de una factura de teléfono es uno de los principales motivos por los que se aparece en el registro, a pesar de deberse una pequeña cantidad.

Si tenemos alguna deuda impagada con un socio miembro del fichero ASNEF, lo más probable es que la empresa acreedora haya incorporado los datos relativos a dicha deuda al fichero de morosos para hacer visible el impago para el resto de entidades. El plazo legal por el que una empresa o particular puede aparecer en la lista es de hasta seis años, seis largos años en los que se sospechará continuamente de su capacidad financiera. Para evitar estas consecuencias son muchas las personas o empresas que prefieren pagar la deuda y luego reclamarla.

Es muy fácil acabar formando parte del fichero de morosos más conocido de España, pues una letra impagada de un préstamo, un retraso en una cuota de la tarjeta, un impago de la factura telefónica, la devolución de cualquier tipo de recibo… son razones suficientes para aparecer en la lista, por pequeño que pueda ser el valor del impago.

Existen otras bases de datos de este tipo como, por ejemplo, el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas). Este otro también es un registro de morosidad destinado a personas jurídicas, donde se recoge la información sobre el incumplimiento de obligaciones dinerarias de importe igual o superior a 300€ provenientes de efectos aceptados e impagados a su vencimiento (letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente, pagarés de cuenta corriente…). El alta en el RAI se realiza de forma automática cuando el pago de un efecto aceptado no se realiza, siendo así una de las principales diferencias entre ambos registros. En ASNEF se puede entrar aunque no se haya reconocido la deuda, a diferencia del RAI. Asimismo, la información que aparece en el RAI la aportan las entidades bancarias, cajas de ahorros, cajas rurales y cooperativas de crédito, y el plazo de permanencia es de treinta meses.

Básicamente, son los dos registros de morosos más usados en España por las empresas y las entidades de crédito para comprobar y valorar la solvencia de sus clientes o potenciales clientes.

Ninguna de las listas es de público acceso, pues solo las entidades asociadas a RAI y ASNEF pueden tener libre acceso, además de los incluidos en los registros como morosos, ya que según la ley tienen derecho de acceso, rectificación y cancelación.

Uno de los derechos que tiene el moroso y que debe tener en cuenta es que su inclusión en la lista debe ser comunicada por escrito, concediéndole un plazo de 30 días para saldar la deuda contraída previamente a la inclusión. Si salda la deuda en este período debe ser eliminado del fichero antes de 10 días pero, por contra, si persiste el impago pasará a formar parte de la lista. En el caso en el que posteriormente salde la deuda, deberá comunicarlo a ambas asociaciones aportando las pruebas correspondientes al pago para ser excluido y liberarse de ese lastre.

A pesar de lo que marca la ley, muchos desconocen su inclusión en la “lista negra” y no se dan cuenta hasta que se les deniega alguna solicitud (por ejemplo, buscan financiación a través  del banco o alguna empresa privada).  Esto puede ocurrir debido a que las cartas no siempre llegan a su destino, ya sea por cambio de domicilio, porque la dirección está desactualizada, se extravía… entre otros motivos. Si el deudor no recibiera la notificación, debería ponerse en contacto con Equifax para solicitar una consulta de sus datos vía correo electrónico o fax.

dudas sobre ASNEF y RAI

dudas sobre ASNEF y RAI

Indudablemente, nadie quiere acabar registrado en ASNEF o RAI, pero como en Casa de Crédito sabemos que es habitual estar incluido en algún momento y entendemos la situación, ofrecemos soluciones financieras alternativas para salir del bache sin tener en estos registros. Concedemos préstamos con cuenta garantía hipotecaria, de vehículo u obra de arte a partir de 6.000€ y desde el 8,90% de interés anual, así que si es tu caso, ¡no dudes en contactar con nosotros sin compromiso!