C/Muntaner 200, 3º 5ª - 08036 Barcelona info@casadecredito.es +34 93 100 23 42

Recuperarse de los gastos navideños

Recuperarse de los gastos navideños

Qué difícil es volver de las vacaciones navideñas y retomar la rutina, ¡sobre todo con el bolsillo vacío! Estar en familia, descansar del trabajo o los estudios, comer y beber en abundancia, hacer y recibir regalos… todo ello se disfruta mucho durante las fiestas, pero ¿qué ocurre cuando acaban? ¡Que nos vienen todos los males! Las Navidades, además de felices, suponen un gasto continuo en comidas y cenas, regalos, ocio… y después de tanto despilfarro toca reconstruir la maltrecha economía. Para animarte en tu ardua tarea post-vacacional, te brindamos algunos consejos para recuperarte de los gastos navideños y empezar el año con sensatez y unas cuentas saneadas.

El primer mes del año se hace cuesta arriba, pues se avecinan todas las consecuencias de los excesos navideños. Volver a adaptarse a las jornadas laborales habituales, pagar las deudas… parece ser una labor titánica.

Analiza tu situación económica

Si puedes, analiza tu situación económica y planifica tus gastos previamente a las Navidades para tener una guía con la que no perder la calma a posteriori. Así, podrás recuperarte más fácilmente de las fiestas.

Planifica tus deudas

En el caso de haber contraído alguna deuda navideña, elabora un plan financiero para deshacerte de ella lo antes posible y concentra todos tus esfuerzos en esta labor. Si has realizado el paso anterior, te resultará mucho más llevadero.

Según el tipo de deuda y la premura con la que tengas que liquidarla, puedes recurrir a los préstamos rápidos. Casa de Crédito puede concederte un préstamo inmediato aun con ASNEF, RAI o EXPERIAN… por lo que se plantea como una buena alternativa para unificar gastos y mejorar tu situación financiera.

Ordena tus prioridades

Quizás diste más “tarjetazos” de la cuenta… si es tu caso, tu máxima prioridad debería ser saldarlas y aligerar tu economía. Si, afortunadamente, no te has endeudado, reestablecer tus finanzas personales debería ser tu objetivo principal. Ordena tus prioridades en función de tus necesidades y la urgencia con la que debas afrontas los pagos.

Recorta los gastos innecesarios

Elabora un resumen de tus gastos prescindibles, es decir, aquellos más ligados al ocio, y decide cuáles son suprimibles o reducibles. Entre las prioridades sabes que no están estos caprichos.

Es una época del año en la que nos dejamos llevar por el espíritu consumista, vivimos rodeados de tentaciones constantes… Aunque es difícil resistirse, debes tomar decisiones en base a tus prioridades. Date el margen suficiente para notar alguna fluctuación al revisar tu cuenta.

Ahorra en pequeños detalles, como en la compra del súper, controla los gastos domésticos, la factura telefónica… Sustituye la cena en un restaurante por una “made in home” con amigos (y que cada uno traiga un plato), ir al cine por ver una película en el sofá con palomitas caseras, ir al gimnasio por practicar deporte al aire libre, desplazarse en bicicleta o andando en lugar de con coche… Además, si puedes y eres capaz de esperar, aguanta hasta las rebajas de enero para las compras post-navideñas. Ya que para los regalos navideños no llegas a tiempo, al menos ahorra en las compras personales. Guardar las tarjetas de crédito te ayudará a resistir con mayor facilidad.

Recolecta y vende

Revisa tu casa y recoge todo aquello que no necesitas y ¡véndelo! Seguro que tienes algún libro que ya no volverás a leer, algún dispositivo electrónico que ya no usas, algún elemento decorativo que ya no te gusta o alguna prenda de ropa que ya no te queda bien. Cualquier cosa en buen estado que a ti te parezca inservible puede ser un tesoro para otro. Aprovecha todas las plataformas web y aplicaciones que existen en la actualidad para la compra-venta de productos y genera un ingreso adicional. Evitarás acumular productos en casa sacando beneficio de ellos.

Ahorra para las próximas Navidades

Aunque quede lejos, durante el transcurso de todo el nuevo año ve ahorrando lo que puedas. Poco a poco irás sumando un monto de dinero que te permitirá disfrutar de las próximas fiestas navideñas sin lamentaciones.

Recuperarse de los gastos navideños

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para superar con éxito las fiestas y recuperarte con facilidad de la abundancia navideña. Ahora toca afrontar de nuevo la vuelta a la rutina… ¡ánimo!