¿Cómo puedo costear el cambio de la caldera de gas?

¿Cómo costear el cambio de una caldera de gas?

Te contamos cuándo es necesario cambiar la caldera de gas y qué buscar antes de comprar otra. Además, indicamos los precios aproximados de estos dispositivos y cómo solicitar el Plan Renove, una ayuda económica que proviene de los gobiernos de cada comunidad autónoma. Además, aún puede obtener crédito para pagar el cambio.

¿Cómo cambiar la caldera de gas?

Cambiar la caldera de gas es una acción que muchos consumidores deben realizar. ¿Qué pasos debes seguir para hacerlo?

Conoce las características de la casa (metros cuadrados, ubicación geográfica…) y las necesidades que tenemos para este dispositivo. Así como la disponibilidad de la conexión a la red de gas natural y compare los precios de las distintas empresas y póngase en contacto con la que mejor corresponda a su solicitud. Además, estas mismas empresas pueden asesorarle.

Infórmese sobre las subvenciones disponibles, los gobiernos de cada comunidad asignan un presupuesto para animar a las personas a realizar estos cambios. El objetivo es que los hogares cuenten con calderas que no contaminen.

Además, puede solicitar un crédito para costear el cambio. Puede hacerlo a través de su banco o bien a través de empresas especializadas como la nuestra.

¿Qué caldera de gas natural comprar?

¿A qué debes prestar atención si decides cambiar una caldera por otra? Deben tenerse en cuenta los siguientes factores:

  • Cantidad de metros cuadrados de la casa, baños y si tiene diferentes pisos.
  • Ubicación geográfica de la casa, son diferentes para lugares fríos o calientes. Dependiendo del territorio español en el que te encuentres, uno u otro será mejor.
  • Lugar de la casa donde se colocará, no todas tienen las mismas dimensiones por lo que no caben en todas las casas.

¿Cuándo se debe cambiar una caldera de gas?

En lugar de solucionar algunos fallos, es mejor comprar otra caldera. Hay una serie de circunstancias por las que los usuarios deciden cambiar la caldera de gas, normalmente estas son:

  • La caldera tiene más de 10 años. La eficiencia energética disminuye con el tiempo, por lo que operar la caldera puede costarnos más. Cambiarla le ahorrará dinero.
  • La combustión. Tras comprobar la caldera y realizar la prueba de combustión, el técnico puede confirmar que el rendimiento no es el adecuado y aconsejar su sustitución. El consumidor deberá valorar qué hacer en este caso, aunque si un profesional en este campo recomienda cambiarlo, es recomendable seguir sus instrucciones.
  • Fallos de caldera. En determinadas ocasiones este dispositivo sufre fugas de agua o caídas de presión, para corregirlas es mejor comprar un modelo nuevo que reparar estas piezas. Asimismo, los fallos relacionados con el suministro de agua caliente sanitaria y el funcionamiento de la calefacción también pueden ser determinantes para decidir su cambio.

¿Qué es el plan Renove de las calderas?

El Plan de Renovación es la ayuda económica más conocida que ofrecen los gobiernos autonómicos para incentivar el cambio de calderas. Está destinado a propietarios que hayan cambiado su caldera por una caldera sellada A + o de condensación.

El Plan de Renovación es una ayuda económica para pagar una caldera nueva y menos contaminante.

Para solicitar esta asistencia, deberá presentar estos documentos:

  • Prueba del instalador o del ingeniero de calefacción
  • Datos personales del propietario
  • Datos bancarios
  • Según la zona geográfica se abonará una suma de dinero u otra, no es lo mismo cambiar la caldera en Cantabria que en Andalucía. Además, en cada caso, se evalúa la inversión realizada para la reforma y el monto de la caldera. El consumidor debe consultar el Plan de Renovación de Calderas de su región en 2021.

¿Y si solicito un crédito?

Aún con el Plan Renove (si es que nos lo conceden), el cambio de una caldera puede suponer un alto coste. En este aspecto, podemos solicitar un crédito al consumo o bien una ampliación de la hipoteca para poder costearnos el cambio sin que nos agobien los gastos.

Reformas en casa, ¿préstamo o hipoteca?

Reformas en casa, ¿préstamo o hipoteca?

Cuando tomamos la decisión de comprar una vivienda y necesitamos financiación, lo primero que hacemos sin duda es buscar información sobre el mejor préstamo hipotecario en función de nuestras características personales.

Pero, ¿qué pasa cuando lo que queremos es reformar una casa? ¿Qué mejor forma de solicitar una hipoteca o crédito al consumo?

Sabemos que este es un tema de interés para muchos de nuestros lectores, por eso queremos dedicar el post de hoy a despejar esas dudas.

Hipoteca vs Préstamo al Consumo

Imagina que tenemos una casa de la que solo podemos disfrutar de la fachada. Esto significa que prácticamente tendremos que reconstruirlo. En tal caso, también tendremos que incurrir en una serie de gastos como proyecto arquitectónico, licencias, permisos y otros servicios adicionales.

¿Qué podría ser más práctico para nosotros, solicitar una hipoteca o un crédito al consumo?

A primera vista, será más ventajoso solicitar una hipoteca, sin embargo, los bancos suelen ofrecer transacciones hipotecarias para la compra de una vivienda en función del valor de tasación.

¿Cómo valorar la pericia de un inmueble sobre el que queremos reformar si aún no sabemos cuál será su resultado?

La mayoría de las entidades financieras de nuestro país comercializan préstamos hipotecarios, cuya finalidad es la reforma y rehabilitación de viviendas. Para ello, tienen en cuenta el valor de tasación que tiene la propiedad en ese momento.

¿Qué requisitos se deben cumplir para incluir el valor de la reforma dentro de la tasación?

1- Poseer la licencia de obra inmobiliaria, así como ciertos derechos para fines económicos específicos.

2- Los trabajos se realizarán según proyecto avalado por el colegio profesional correspondiente.

3- Dichas obras deberán cubrir al menos el 50% de la superficie construida antes de su inicio, estén o no alterados sus elementos estructurales.

4- El costo presupuestado de las obras alcanzará al menos el 50% del valor bruto de reposición del edificio (excluyendo el valor del terreno).

¿Qué ocurre si al finalizar la reforma, el valor de tasación se incrementa?

En este caso, el banco podría considerar otorgar al solicitante un monto de préstamo mayor siempre que las condiciones financieras y el perfil crediticio lo permitan.

Conclusiones

La opción de solicitar una hipoteca para la reforma y rehabilitación de una vivienda suele ser la opción más rentable como cliente ya que el tipo de interés que soportaremos será muy inferior al de un préstamo hipotecario.

Por otro lado, dispondremos de un plazo más largo para su amortización.

También debemos tener en cuenta que, a la hora de elegir un préstamo hipotecario para nuestra reforma, los costes de formalización que conlleva son superiores a los de un préstamo ordinario.

De cualquier manera, lo primero en lo que tendremos que pensar es en el volumen que queremos que alcance la rehabilitación. No será lo mismo realizar una simple reforma como pintar la casa, o algo más costoso como instalar un sistema de aerotermia o un cambio en todas las instalaciones eléctricas para aumentar la eficiencia energética de tu hogar.

Los importes a solicitar serán muy diferentes y las soluciones económicas también.

Asimismo, en caso de reforma y rehabilitación, tendremos que tener en cuenta aspectos como el importe de los fondos propios que estamos dispuestos a aportar, el importe de financiación que estamos solicitando y también si existe algún tipo de beneficio de subvención para la ejecución de nuestro sitio.

Solicita tu préstamo
con Casa de Crédito®

Solo te llevará 5 minutos.
Te respondemos en 24 h.

Préstamos sostenibles

La aparición de nuevos productos en el mercado de financiación sostenible permite ampliar la gama de productos financieros relacionados con este campo de actividad. En este contexto, nos referimos a los denominados préstamos relacionados con la sostenibilidad de la entidad prestataria. Se trata de un nuevo producto que ha avanzado considerablemente en los dos últimos años y que actualmente enfrenta el primer intento de autorregulación.

Las Directrices de concesión de préstamos vinculados a la sostenibilidad se presentaron en marzo de 2019 por la Asociación de Mercado de Préstamos (LMA). Todas las directrices relacionadas con este tipo de préstamos se basan en cuatro componentes básicos sobre la adopción voluntaria que se corresponden con elementos básicos de su evolución actual:

  1. La relación con la estrategia de desarrollo sostenible del prestatario. En otras palabras, no se trata de utilizar fondos como otro tipo de medios de financiación sostenible, sino de adoptar una estrategia global en términos de desarrollo sostenible.
  2. Establezca metas y correlacione los costos del préstamo. Dentro de la estrategia anterior. Se debe determinar un método para medir la sostenibilidad de la entidad o parte de sus actividades, se debe mejorar el método y se puede establecer un vínculo en este método, y la realización del vínculo afectará el aumento en los precios de los préstamos.
  3. Informe. La tercera parte requiere que el prestatario informe al prestamista sobre el progreso de los objetivos de sostenibilidad establecidos al menos con regularidad.
  4. Repase. Dado que una de las principales características de los instrumentos financieros sostenibles es la transparencia, el prestatario debe especificar en el acuerdo cómo brindar garantías de autenticidad de los datos mediante la divulgación de información o mediante verificadores independientes.

Hasta ahora, el mercado se ha desarrollado excepcionalmente rápido y actualmente es el área de deuda sostenible de más rápido crecimiento. En 2019, dichos préstamos representaron el 13% de la emisión total de dicha deuda. Además, por menos cuellos de botella y por ser una herramienta que no es finalista, se espera que continúe desarrollándose en los próximos años, lo que proporciona una mayor flexibilidad de uso, lo que demuestra en gran parte que es la línea de crédito. y la definición de sustentabilidad aún muy abierta, que brinda alternativas para diversas agencias.

El ascenso de los préstamos sostenibles

Su desarrollo debe verse como una innovación de mercado propuesta principalmente por la banca, que está interesada en atraer cada vez más la atención al binomio sostenibilidad y finanzas. También se utiliza para ofrecer nuevos productos que estén interesados ​​en seguir este camino incluso con incentivos de precio, y su definición suele hacerse de forma temporal entre el prestatario y el prestamista.

Cabe recordar aquí que hasta ahora, la mayoría de los bancos han recaudado fondos para esta actividad de la misma manera que otras carteras, pero quizás esperan que en el futuro ocurra alguna forma de reducción de la demanda de capital o aumento de la capacidad mayorista. Por otro lado, el financiamiento en esta área promoverá en gran medida la capacidad de crecimiento del sector financiero.

En España, cada vez más empresas han recibido este tipo de préstamos y han llevado a cabo grandes instalaciones de energía renovable, sin embargo, si los bancos españoles no quieren que sus actividades aumenten y se vean perjudicadas, este campo debería incrementar sus actividades.

¿Cuánto dinero puedo gastar en mi hipoteca?

El CIS cree que la vivienda sigue siendo una de las preocupaciones de los españoles. Mucha gente compró casas y esperaba que el precio no bajara, mientras que muchos otros querían convertirse en propietarios y creían que el ajuste aún no había terminado. Si eres el último, entonces debes tener una idea para la casa de tus sueños, y lo más importante, cuánto cuesta.

Incluso antes de comenzar a buscar, el primer paso es averiguar la cantidad de hipoteca que podríamos pagar. Llegados a este punto, el principal problema y el mayor error que todos los españoles encuentran a la hora de comprar una casa es pensar en las cuotas que podrán pagar, en lugar de comprender el panorama global del significado de las hipotecas. Esto conduce inevitablemente a la siguiente pregunta: ¿Cuánto me dará el banco para comprar una casa?

Lo cierto es que la cuantía de la hipoteca puede venir determinada por el banco y sus intereses o por lo que realmente le viene bien a tus finanzas. Puede suceder, como sabes, que ambas cantidades no coincidan.

¿Cuánto dinero me dará el banco para comprar una vivienda?

Este es un tema que preocupa mucho a casi todos los españoles, que dependen de la financiación externa para convertirse en propietarios.

Dentro de las hipotecas existen dos restricciones generales que debemos conocer. En primer lugar tenemos el porcentaje de nuestros ingresos que irá a pago de la hipoteca y, por otro lado, el porcentaje del valor de la vivienda que se quiere hipotecar.

En este sentido, ¿cuánta deuda podría asumir? El porcentaje concreto se encuentra entre el 40% y el 35% de tus ingresos máximos. Por ejemplo, si nuestros ingresos son de 1000 euros, no nos darán nunca una hipoteca de más de 400 euros. Si no tienes ningún préstamo, ahí tienes la cantidad máxima que un banco te prestará. Esto se debe, obviamente, a que se necesita dinero para vivir y que, si el porcentaje fuera mayor, cualquier eventualidad podría ponernos en una situación complicada para pagar la hipoteca.

En la segunda de las restricciones, las hipotecas, generalmente, alcanzan 85% del valor de la vivienda. Bien es cierto que existen casos especiales y que, actualmente, existen las hipotecas al 100%, pero normalmente se limitará a darte el 85% de la menor de las cantidades entre el valor de tasación de la casa o el precio de compraventa.

Hipotecas y reformas

En ocasiones, se compra una vivienda que va a necesitar una gran reforma. El cambio de instalación eléctrica, la mejora del sistema de tuberías para poder tener suministro de agua, la instalación de sistemas de gas natural o energía renovable… son algunas de las cosas que se buscan con una reforma integral. En este caso, se suele comprar una vivienda de segunda mano y se reforma totalmente.

 

Para estos casos, algunas entidades financieras ya conceden el 120% de hipoteca, es decir, 100% del precio de la vivienda más aproximadamente un 20% adicional para la reforma, que se puede ir pagando a plazos en función del avance y del presupuesto de la obra.

 

Las casas de segunda mano que necesitan reforma pueden ser una opción muy interesante porque suelen ser más económicas que las casas que no necesitan reforma. En muchos casos, por el «sobrecoste», es decir, debe haber ahorros suficientes para realizar reformas o pedir prestado de préstamos después de comprar una casa, abandonamos la casa para reformar, lo que no siempre es factible.

 

Este tipo de hipotecas poseen unas características específicas:

 

  • La vivienda a reformar debe utilizarse como residencia habitual del comprador.
  • La entidad financiera brinda financiamiento al 100% para la compra y renovación de la vivienda, todo en forma de hipoteca, con un plazo máximo de 30 años (dependiendo de la edad del propietario).
  • El costo de renovación que proporcionará el banco es aproximadamente el 20% del valor de la casa.
  • El cliente se deberá hacer cargo de los gastos de las escrituras (notaría, impuestos, etc), los cuales no son financiados por la entidad.
  • Los fondos destinados a la reforma se entregarán ante notario una vez vendida la vivienda, y se irán completando a medida que avance la obra y en base al presupuesto facilitado por el cliente.

En ocasiones, se compra una vivienda que va a necesitar una gran reforma. El cambio de instalación eléctrica, la mejora del sistema de tuberías para poder tener suministro de agua, la instalación de sistemas de gas natural o energía renovable… son algunas de las cosas que se buscan con una reforma integral. En este caso, se suele comprar una vivienda de segunda mano y se reforma totalmente.

Para estos casos, algunas entidades financieras ya conceden el 120% de hipoteca, es decir, 100% del precio de la vivienda más aproximadamente un 20% adicional para la reforma, que se puede ir pagando a plazos en función del avance y del presupuesto de la obra.

Las casas de segunda mano que necesitan reforma pueden ser una opción muy interesante porque suelen ser más económicas que las casas que no necesitan reforma. En muchos casos, por el «sobrecoste», es decir, debe haber ahorros suficientes para realizar reformas o pedir prestado de préstamos después de comprar una casa, abandonamos la casa para reformar, lo que no siempre es factible.

Este tipo de hipotecas poseen unas características específicas:

    • La vivienda a reformar debe utilizarse como residencia habitual del comprador.
    • La entidad financiera brinda financiamiento al 100% para la compra y renovación de la vivienda, todo en forma de hipoteca, con un plazo máximo de 30 años (dependiendo de la edad del propietario).
    • El costo de renovación que proporcionará el banco es aproximadamente el 20% del valor de la casa.
    • El cliente se deberá hacer cargo de los gastos de las escrituras (notaría, impuestos, etc), los cuales no son financiados por la entidad.
    • Los fondos destinados a la reforma se entregarán ante notario una vez vendida la vivienda, y se irán completando a medida que avance la obra y en base al presupuesto facilitado por el cliente.

Financiación online

Financiación online - Casa de Crédito

Actualmente vivimos en el mundo de Internet y realizamos la mayoría de las transacciones a través de él. Hace unos años, era impensable realizar pagos a través del teléfono móvil en las instituciones. En este sentido, la obtención de un préstamo requería múltiples visitas a la entidad, lo que suponía una pérdida de tiempo. Además, a veces nos ofrecían préstamos y a los pocos días veíamos otro préstamo con mejores condiciones. Afortunadamente, el desarrollo de Internet y las tarifas de datos móviles han hecho que los préstamos sean más fáciles y seguros.

Ventajas de los préstamos online

Solicitud al instante

Seguramente la mayor ventaja de este tipo de préstamos. Ya hemos comentado que el tener que ir a varias entidades físicas nos hace perder mucho tiempo.

Este tipo de préstamos se pueden realizar a través de Internet y en cualquier momento y lugar. Además, te piden una serie de documentación fácil de conseguir y la solicitud es prácticamente inmediata.

Cuotas generalmente bajas

Normalmente, este tipo de préstamos no son muy grandes, y el tiempo de devolución no suele ser muy largo, por lo que la cuota mensual que tenemos que pagar no será muy elevada. Además, la mayoría de las compañías de crédito en línea nos permiten elegir el número o monto de cuotas mensuales.

Ingreso de dinero en tiempo récord

Una vez que se acepta nuestra solicitud, y se firma el préstamo, se recibe el dinero en poco tiempo. Es cierto que el tiempo para darte dinero depende del importe solicitado y de si eres persona física o jurídica, pero el tiempo no suele ser superior a 20 días.

Sin ASNEF

En el caso de los préstamos hipotecarios, el hecho de figurar en un registro como ASNEF o RAI no supone ningún impedimento para la aprobación del crédito. Recuerda, el hecho de que nos den crédito en este caso dependerá de la garantía aportada, el importe solicitado, nuestra solvencia, etc.

Desventajas de los préstamos online

Intereses altos

También debemos informarte del impacto negativo de dichos préstamos.
Primero, debe recordarse que las tasas de interés dependen de las tasas de interés financieras. Algunos tienen intereses altos, por lo que solicitar un préstamo no es divertido.

Comisiones por amortización anticipada

A veces, por cualquier motivo, tenemos suficiente liquidez para reembolsar los fondos prestados anticipadamente. El problema de utilizar ciertos créditos en línea para esto es que pueden incluir comisiones por pagos realizados antes de tiempo. Sin embargo, este hecho también depende de la institución financiera a la que solicitamos los préstamos.

Con Casa de Crédito no tendrás ese problema, ya que ¡no tenemos comisión por cancelación anticipada!

Solicita financiación online

Solo te llevará 5 minutos.
Te respondemos en 24 h.

Financiación para sistemas de energía renovable

Financiación para sistemas de energía renovable - Casa de Crédito

Existen diferentes motivos para instalar un sistema de energía renovable en tu vivienda. Uno de los principales motivos que lleva a la gente a instalar este tipo de sistemas es el coste de la electricidad en España. Sin embargo, estos sistemas no tienen un coste bajo y, pese a que son una gran inversión, la gente se suele echar para atrás al ver lo que cuestan.

Si, además, tu intención es alcanzar el autoconsumo (producir toda la energía que necesita tu inmueble) e incluso comerciar con la energía sobrante, lo cierto es que la instalación puede alcanzar costes superiores a los 20.000 euros.

Si estás pensando en instalar un sistema de autoconsumo, en este artículo te contamos cómo puedes financiar su compra.

Coste de una instalación de autoconsumo

El coste de una instalación de este tipo depende de sus dimensiones y del consumo que quieras realizar. Cuanta más potencia quieras, más cara será la instalación. Sin embargo, este tipo de instalaciones se amortiza entre 5 y 8 años.

El coste mínimo de este tipo de instalaciones no baja de los 2.000 euros, aunque es una gran inversión debido a que la energía producida es totalmente gratuita.

¿Cómo financiar este tipo de instalaciones?

Préstamo para energía solar

La forma clásica de financiación en empresas y familias es mediante préstamos o créditos. Una de las opciones es ir a una entidad bancaria y ver qué ofrecen y en qué condiciones. Si no tienes acceso a la banca tradicional, figuras en un listado de morosos como ASNEF o RAI, o necesitas unas condiciones adaptadas a tu situación, puedes solicitar un préstamo hipotecario con nosotros.

Nuestros préstamos hipotecarios son a partir de 20.000€, ofrecido un máximo el 35% bruto del valor de tasación de la propiedad libre de cargas que se aporte como garantía.

Además, podrás disfrutar de las ventajas de la financiación de capital privado: respuesta rápida, aceptamos situaciones de morosidad, ofrecemos flexibilidad en financiación y plazos, y no tendrás que cambiar de banco.

Pago al contado

Si tienes ahorros y quieres gastarlos directamente, puedes pagar este tipo de instalaciones al contado. Sin embargo, debes saber que el coste se puede ir hasta los 20.000 euros en caso de  viviendas y empresas muy pequeñas.

En este caso, si no pagamos ningún tipo de interés por el dinero la amortización se consigue antes.

Es cierto que este tipo de pago no es muy recomendable, puesto que si te quedas sin ahorro y surge alguna emergencia, no puedes contar con ese dinero. Utiliza tus ahorros solo si te sigue sobrando para emergencias.

Crowfunding para instalaciones fotovoltaicas

El crowdfunding es una manera de financiación en la que no pasas por los medios convencionales y, en lugar de que te preste el dinero un banco o una entidad financiera, quien te presta el dinero es un grupo de inversores concienciados en proyectos de autoconsumo.

En este caso, hay que tener la precaución de usar intermediarios que posean la autorización de la Comisión Nacional de Mercados y Valores.

Renting

El renting tecnológico es otra opción para poder tener este tipo de instalaciones en tu vivienda. Consiste en dejar que otra empresa realice la instalación y que siga siendo la propietaria aunque tú seas el que se aproveche del beneficio. Es como los renting de los vehículos.

Muchas empresas de electricidad ya están poniendo en marcha esta modalidad, para aprovechar los tejados y fachadas de los edificios existentes.

En esta modalidad, la instalación no es tuya hasta que no acaba el contrato, sino que se paga una especie de alquiler. No tendrás que realizar ningún gasto de mantenimiento ni reparaciones, sino que está todo incluido en la cuota establecida con la empresa. Además, podemos deducir la totalidad de la cuota en la declaración fiscal.

Coronavirus: Qué trámites puedo realizar en línea

Coronavirus: Qué trámites puedo realizar en línea
¿Sabías que es posible realizar multitud de trámites sin necesidad de moverse de casa? En este artículo vamos a revelarte cuáles son las gestiones que puedas realizar aunque estés confinado.

¿Cómo encontrar la mejor compañía de gas y luz por vía online?

La pandemia global del coronavirus ha dejado a más del 20% de la población mundial confinada en su hogar. Gracias a este sacrificio que los ciudadanos están haciendo será posible salvar muchas vidas. Además, existen muchas cosas que podemos hacer desde casa para entretenernos, ya que gracias a la nueva tecnología en telecomunicaciones podemos hablar durante horas mediante las videollamadas, ver infinidad de películas y series y jugar con nuestros amigos a juegos online.

Sin embargo, también necesitamos realizar ciertas gestiones que son vitales para nuestra regularización administrativa o para nuestra economía. Alguna de ellas tendrán que esperar hasta el final del confinamiento, pero otras, ya puede realizarse, como cambiar de compañías fibra y ADSL o encontrar la mejor compañía de gas. A continuación nombramos algunas de las gestiones que se pueden hacer en línea:

  • Pedir cita para el médico: puesto que la Sanidad Pública se transfirió a las comunidades autónomas, la forma de hacerlo será diferente dependiendo dónde vivas. Algunas exigen un certificado digital y otras permiten hacerlo desde una aplicación móvil.
  • Contratar con compañías de fibra: aunque la portabilidad de telefonía fijan en algunas casos sí será posible contratar nuevas líneas con compañías de fibra y móvil de forma online.
  • Pedir cita con el servicio de desempleo: al igual que sucede con la Sanidad, deberás consultar en la web de tu comunidad.
  • Declaración de la renta: desde hace ya algunas años puedes regularizar tu situación fiscal a través de internet.
  • Comparar tarifas de luz y gas: gracias a los comparadores de energía online puedes encontrar cuál es la compañía de luz y gas más barata del mercado.
  • Solicitar el certificado de nacimiento: el Ministerio de Justicia se ha actualizado y además también es posible pedir el certificado de matrimonio, defunción y antecedentes penales.
  • Pago de multas online: es lo más cómodo ya que de esta forma puedes beneficiarte de la reducción por pagar con celeridad. Si entras en la web de la DGT aprovecha para consultar los puntos que te quedan en el carnet.

¿Se puede solicitar un préstamo en línea?

La respuesta es sí. Puedes realizar la solicitud y realizar toda la gestión online antes de ir a la firma. Pero, ¿y si tienes una deuda antigua y figuras en los ficheros de morosidad de RAI o ASNEF. No te preocupes, las empresas como Casa de Crédito consideran que todos tienen derecho a rehacer su vida y poder seguir hacia delante. Por eso Casa de Crédito concede préstamos con garantía hipotecaria como solución alternativa. ¿Qué significa esto? Se debe aportar un inmueble en propiedad como garantía para poder obtener el préstamo, y este puede ser una residencia, pero también puede ser un local comercial, terrenos o hasta una plaza de parking. En el caso de que no se posea un inmueble, un amigo o familiar podrá aportar la garantía necesaria, sin embargo, el cliente será el único deudor, mientras que la otra persona solo será el hipotecante, sin ninguna obligación de pagar dicho adeudamiento. ¿Quieres saber sobre qué puedes durante el confinamiento? Te invitamos a conocer algunas recomendaciones literarias de escritores conocidos.

Solicita tu préstamo
con desde casa

Solo te llevará 5 minutos.
Te respondemos en 24 h.

Los pasos para conseguir una mudanza fácil

Los pasos para conseguir una mudanza fácil

Una mudanza es el inicio de una nueva vida y ninguna nueva vida puede comenzar siendo tortuosa, por eso, hemos elaborado este increíble post con todos los pasos que tienes que seguir para conseguir una mudanza fácil.

Vamos, sí has leído en algún sitio que realizar una mudanza es difícil, te vamos a demostrar todo lo contrario. Solamente tendrás que prestar atención a todos nuestros consejos y verás lo fácil que resulta.

Los pasos para conseguir una mudanza fácil

¿Dar de baja la luz antes de mudarnos vale la pena?

Antes de dar de baja la luz, por la mudanza ten en cuenta algunas cosas: en primer lugar, si la vivienda va a ser habitada inmediatamente por otro inquilino no hace falta dar de baja la luz. Hacerlo sería simplemente torturarlo.

En caso de que hayas vendido la propiedad y la misma vaya a ser habitada de inmediato, el nuevo propietario solamente tendrá que cambiar la titularidad del contrato y así estarás libre de toda responsabilidad.

Dar de alta la luz en tu nueva propiedad

Si al lugar donde te estás mudando el anterior propietario no ha sido tan bondadoso como tú y ha decidido dar de baja la luz antes de mudarse, eso significa que no tendrás servicio eléctrico en tu nuevo hogar.

En ese caso, para dar de alta la luz, sea con Endesa, Iberdrola o cualquier otra compañía, primero tendrás que llamar a la empresa distribuidora de tu comunidad. Sí te preocupa cuánto cuesta o la documentación necesaria para dar de alta la luz, podrás solventar todas tus dudas a través de la atención al cliente de cualquiera de las compañías comercializadoras del mercado.

Eso sí, ten presente que dar de alta la luz puede tomar varios días, así que, por favor, solicita el alta antes de mudarte. Si quieres más información sobre cómo dar de alta la luz, puedes visitar el siguiente enlace: http://enciclopediaespana.com/dar-de-alta-la-luz/endesa/.

Otros pasos a seguir para conseguir una mudanza fácil

Sí ya has verificado que tu nuevo hogar tendrá servicio eléctrico apenas estés entrando en él, ya tienes entonces un gran paso adelantado. Ahora, para hacer todo aún más fácil, hemos elaborado una increíble lista de consejos que podrás aplicar de manera fácil, rápida y, sobre todo, económica:

  1. Ordena todo por cajas etiquetadas. Así, al llegar a tu nuevo hogar no tendrás que preocuparte por empezar a buscar dónde está cada cosa.
  2. ¿Bolsas de basura para guardar cosas? ¡Sí! Olvídate de la estética, lo importante es la utilidad. Las bolsas de basura resistente son ideales para transportar cualquier bien blando como la ropa de cama.
  3. Presta atención al tipo de mudanza que contratas. Hay servicios de mudanza que hacen todo por ti: embalan, transportan y desempacan. ¿Más costosas? Es cierto, pero el tiempo que te habrás ahorrado lo vale.
  4. Por último, pero no menos importante: sonríe. La mudanza es un nuevo comienzo, mejor hacerlo con el mejor ánimo posible.